Periplo Ediciones

periplo_01

EL PAPEL DE LA COCINA
Bacanal
Por Sandra Martínez

Desde las cinco horas de cocción del boeuf bourguignon de Julia Child hasta las comidas en 15 minutos de Jamie Oliver, el boom de los libros de recetas en nuestro país y el mundo.

Extracto:

Edición independiente

No sólo las grandes editoriales tomaron nota de la tendencia, también nacieron pequeños emprendimientos impulsados por la demanda. El de Eloise Alemany es un buen ejemplo. Iniciada en el mundo de la cocina por su madre, siempre tuvo en mente la idea de hacer un libro de cocina y, cuando llegó a la Argentina hace siete años, las condiciones fueron ideales para aprovechar la oportunidad. “Yo venía de vivir en Londres, y cuando me instalé en Buenos Aires, muy pronto noté que no había muchos libros de cocina. Cuando iba a las librerías lo único que encontraba fuera de los clásicos como Doña Petrona era el libro de Narda Lepes que acaba de publicarse. Me llamó la atención, porque en Europa el boom de los libros de cocina ya había empezado. Entonces, sentí que había mucho por hacer.” Así fue como se lanzó a su primera experiencia editorial, que dio como resultado Libro de cocina. Relatos argentinos, donde un grupo de cocineros aficionados relacionados con el mundo del arte y la cultura comparten sus platos favoritos y también muestran sus cocinas, en una novedosa combinación entre recetario y libro de diseño. La propuesta funcionó y le permitió a Eloise continuar en ese camino. Hoy lleva siete libros editados bajo el paraguas de su propia editorial a la que llamó Periplo.

Su trabajo tiene mucho de artesanal, de visión personal, de descubrimiento. Lejos de las figuras mediáticas, los cocineros de Periplo son desconocidos para el gran público, pero cercanos a Eloise. “Hago libros que a mí me gustaría tener”, y en esa forma sencilla define su línea editorial. Desde lo visual también se asegura de que sus títulos tengan una impronta propia: “Me gusta trabajar con fotógrafos cuyo trabajo me resulta interesante, aunque no se dediquen específicamente a lo culinario”. También se animó a lo distinto cuando convocó a la ilustradora Johanna Wilhem, que trabaja con figuras recortadas en papel, para realizar Amarillo Limón el Sol, un manual para cocinar con chicos que busca estimular la curiosidad de los más pequeños tanto desde la cocina como desde el arte.

Link nota completa