Periplo Ediciones

periplo_01

COMER CON LOS OJOS
Revista Jenjibre

Eloise Alemany es autora, editora y productora cultural. De familia francesa, nació y vivió en Tokio hasta los 17 años. Estudió y trabajo en New Jersey y Londres. Desde 2006 está radicada en Buenos Aires y trabaja de manera independiente en proyectos vinculados con el arte y el diseño, la gastronomía y la cultura argentina. En octubre de 2012, Eloise se arriesgó y lanzó su propia editorial: Periplo. ¿Por qué Periplo? “Por todo lo que significa: mis propios periplos y el camino que me llevó hasta acá, los periplos creativos para llevar a cabo un libro y los periplos que uno puede vivir internamente a través de un libro y de la cocina”.

¿Cómo llegaste al mundo editorial? ¿Por qué libros de cocina?
Empecé a trabajar en Londres a los 21 años en comunicación de moda. Eso me llevó a un trabajo con el director de la revista i-D, y así fue que entré en el mundo editorial (aunque de revistas). Siempre me gustaron los libros y hacía mucho que con mi mamá (cocinera) hablábamos de hacer un libro juntas. Cuando me mudé a Buenos Aires fue la ocasión perfecta para arrancar con un proyecto propio y dedicarme a producir libros. Me gustaba mucho la cocina y me di cuenta de que casi no había libros de cocina producidos localmente, y menos con una estética cuidada. Entonces, hace 6 años, me dieron ganas de ofrecer algo distinto. A partir de eso empecé a dedicarme a los libros de cocina.

¿Qué te inspira para elegir una temática a editar?
Me gusta el arte y las imágenes (¡a veces mis ideas empiezan con una idea visual y luego voy armando el concepto alrededor de eso!). También me interesa la cultura y todo lo que es más personal e íntimo. Así nacieron Libro de cocina: relatos argentinos y La excusa perfecta. Son libros que intentan darle una mirada desde adentro y más cercana. La cocina existe en un contexto muy amplio y me gusta que se vea ese diálogo entre lo que se cocina, el lugar donde se cocina, las personas que lo cocinan, etc.

¿Cuál es la mejor parte de tu trabajo?
Pensar ideas para futuros libros (y la investigación de futuros libros), trabajar en equipo con artistas, fotógrafos, diseñadores, escritores y cocineros cuyos trabajos me inspiran y, por último, recibir comentarios alentadores de lectores, porque le dan a los proyectos un sentido!

¿Cuál es tu proyecto preferido hasta hoy?
Cada libro es especial, pero tengo mucho cariño por Amarillo limón el sol, un libro que armé cuando mi hijo tenía 3 años y que produje en colaboración con la artista Johanna Wilhelm. Por otro lado, diría que el próximo es siempre mi preferido!

¿Qué consejo podrías darle a alguien que recién empieza?
¡Seguir sus instintos!

¿Qué te depara el futuro?
¡Mas libros, por supuesto! ¡Siempre con alguna sorpresa!

¿Tenés alguna receta para compartir con nosotros?
Es difícil elegir solamente una! Me encanta la repostería y siempre hago las de Cuaderno dulce, que son las de mi mamá. Pero hay una de La excusa perfecta, el último libro que publiqué que me pareció tan delicioso cuando lo probé el día de la producción que quise repetirlo al día siguiente! Es una receta de Matías Labat, un cocinero con mucho talento, que supo repensar el pastel de papa (qué también es rico en su versión original) en un plato exquisito!

Link